:: INICIO    :: Nuevo Usuario    :: Iniciar Sesión    :: Contacto    :: View site in English       
         Centro de Apoyo Técnico 
Ir a la página principal de JUCONI
  Mejores
Prácticas
Promoviendo
el Cambio
Boletín
Conexiones
Biblioteca Multimedia Sitios de
Interés
Noticias Foros Eventos
 
 

  Mejores prácticas

 

Cada mes, esta sección resaltará distintas herramientas o técnicas aplicadas y probadas en organizaciones dedicadas a la prevención y/o sanación de la violencia. Si te gustaría proponer el trabajo de tu organización para formar parte de esta recopilación de mejores prácticas, te invitamos a registrarte como colaborador donde podrás proponer contenido para ésta y otras secciones del portal (noticias, eventos, artículos para la biblioteca, etc).
La Rueda de la Elección

La Fundación JUCONI México nos comparte una técnica para resolver conflictos, llamada La Rueda de la Elección.

Fundación JUCONI, A.C. tiene como misión desarrollar, aplicar y compartir soluciones efectivas para niñas, niños, jóvenes y familias marginadas afectadas por la violencia familiar y social.

En contraposición a la disciplina punitiva, que está basada en el castigo, el cual puede provocar efectos negativos como: resentimientos, deseos de venganza, rebeldía y reducción de la autoestima, entre otros. Se presenta la Disciplina Positiva pues pretende animar a los niños al enseñarles autocontrol y autodisciplina. Este enfoque disciplinario propone la aplicación de variadas técnicas con base en la firmeza y la gentileza, implicando a los niños en el proceso. Jane Nelsen, autora del libro “Disciplina Positiva” clasifica las técnicas en Técnicas de Actitud y Técnicas de Acción.

A través del Programa Estrategias de Apoyo Emocional para fomentar el Éxito Escolar, Fundación JUCONI busca impulsar a cada comunidad educativa para la creación de ambientes emocionalmente positivos libres de violencia que favorezcan el aprendizaje de niños en condiciones de marginación social en escuelas públicas de nivel básico. El tema de la Disciplina Positiva, constituye un eje fundamental en los contenidos que se ofrecen a los docentes y directivos de las escuelas participantes en el Programa. En esta ocasión deseamos compartir una técnica de acción llamada La rueda de la elección.

¿Qué es?

La rueda de la elección es una técnica útil para motivar a los niños en la formulación de opciones variadas para resolver conflictos. Los niños se sienten empoderados cuando son incluidos en la creación de una nueva alternativa. Cuando tienen la posibilidad de aportar sus ideas y son tomados en cuenta, muestran más entusiasmo y cooperación para llevar a cabo un plan que ayudaron a crear.

¿Cómo lo hacemos?

Instrucciones: 

1. Dibujen un círculo grande en una cartulina y divídanlo como si fuera una pizza

2. Hagan una lluvia de ideas con soluciones generales que puedan ayudar a remediar diversos conflictos. Para comenzar la discusión puedes sugerir algunos ejemplos: compartir, disculparse, tomar un tiempo fuera para calmarse, entre otras opciones

3. Una vez que la clase esté de acuerdo en las soluciones, podrán anotarlas, una en cada pedazo

4. Las piezas se pueden cortar y formar equipos para que los alumnos hagan dibujos y pongan símbolos que les ayuden a recordar las soluciones

5. Después se pegarán de nuevo para formar su rueda de la elección

6. Es conveniente plastificarla y colocarla en un lugar accesible para todos

Puedes usar el ejemplo que te presentamos a continuación para mostrarlo a tus alumnos, antes de comenzar el ejercicio, indicándoles que entre todos diseñarán una nueva:




TIP: Es conveniente que se comparta la rueda con otros maestros que tienen contacto con el grupo para que estén en posibilidad de orientar a los alumnos de acuerdo a esta herramienta.

Para mayor información, contactar a:
Verónica Mora / Rommy Acosta
Facilitadoras del Centro de Apoyo Técnico de la Fundación JUCONI, A.C.
veronica@juconi.org.mx / rommy@juconi.org.mx

 


Disciplina Inductiva de Apoyo

Villa Infantil (Patronato Pro-Hogar del Niño de Irapuato, A.C.) nos comparte una técnica para la creación de ambientes seguros, llamada Disciplina Inductiva de Apoyo.

 

Villa Infantil, A.C. es una organización que desde 1969 atiende a la niñez y adolescencia en situación de riesgo de los 46 municipios del Estado de Guanajuato. Trabaja con niños y adolescentes de 6 a 18 años de edad, provenientes de hogares desintegrados y en situación de extrema pobreza, que han sido víctimas de abuso, maltrato, abandono y orfandad. La misión de la organización es dar a los niños y adolescentes que acuden a la Institución un seguimiento personalizado y una atención con calidad y calidez, que les ayude a superar su problemática individual, así como ofrecerles las mejores oportunidades para un desarrollo pleno en el ámbito escolar y/o laboral, social y familiar.

 

En Villa Infantil, A.C. estamos conscientes de que hoy en día los padres de familia, educadores, y/o maestros utilizan distintos tipos de modelos disciplinarios. Mientras que unos pueden tender a ser autoritarios, estrictos, pretendiendo solamente vencer las resistencias de los niños y las niñas para que obedezcan ciegamente; otros, como está sucediendo cada vez más en la actualidad, tienden a ser sumamente permisivos, es decir, tienen modelos de conducta caracterizados por la indiferencia y pasividad ante actitudes y conductas de los niños y niñas, dando como resultado la creación de niños tiranos, agresivos, incapaces de aceptar las normas y leyes, incapaces de tener consideración por el prójimo; niños en apariencia autosuficientes e independientes pero en el fondo inseguros y desolados.

De esta manera, en Villa Infantil nos hemos dado a la tarea de poner en práctica una metodología denominada Disciplina Inductiva de Apoyo para la creación de un ambiente seguro en el que los niños y las niñas pueden desenvolverse y manifestar su propia personalidad.

 

 
¿Qué es?

La Disciplina Inductiva de Apoyo se basa en el soporte emocional como principal mecanismo educativo, donde los niños y las niñas tienen la seguridad de que cuentan con sus padres en cualquier situación, independientemente de su conducta. En este contexto, disciplinar consiste en generar las condiciones para que el niño o la niña aprenda a vivir de manera responsable e independiente en sociedad.

¿Cómo lo hacemos?

Dependiendo de la situación específica y de las necesidades de cada niño, algunas técnicas que llevamos a cabo en el marco de la Disciplina Inductiva de Apoyo son:

1. Las reglas y normas se basan en razones.

2. Se razonan y explican, de la forma más clara posible con el fin de que sean comprendidas por toda la comunidad, aun cuando no todos estén de acuerdo.

3. Las razones argumentadas deben poseer interés y ser beneficiosas para toda la comunidad, es decir tanto para los niños y niñas como para los educadores y no solamente para estos últimos.

4. Todos los miembros de la comunidad (llámese educadores, terapeutas, padres de familia, niños y/o niñas) pueden y deben apelar a la coherencia para que las normas tengan cierto grado de estabilidad, de manera que no estén en continua discusión.

5. Los educadores y/o terapeutas deben estar dispuestos a modificar la norma si los demás miembros de la comunidad expresan buenas razones para ello.

6. Al interiorizar las normas y sus fundamentos, los niños adquieren cada vez mayor independencia y autonomía, auto-controlando sus conductas.

En Villa Infantil creemos que encontrar el punto medio entre la firmeza y la gentileza es la mejor manera de encaminar a nuestros niños y niñas a su sana reintegración a la sociedad, ya que se les provee de límites claros y precisos y, además, se les modela la consideración y aceptación en el trato con los demás. Este es nuestro reto cotidiano.

 
Para mayor información, contactar a:
Laura Martínez Aldana
Directora Villa Infantil
martinezdelamora@hotmail.com

 


Mentalización

La Fundación Pro-Niños de la Calle nos comparte una técnica para regular las emociones, llamada Mentalización

La Fundación Pro-Niños de la Calle, I.A.P. es una institución no lucrativa, sin filiación religiosa ni política cuyo interés fundamental es que los chavos que atienden decidan dejar de vivir en la calle.  Atienden a varones adolescentes que viven en las calles de la ciudad de México, cuyas edades fluctúan entre los 10 y los 17 años, independientemente de su procedencia, condición física, carencias emocionales, estado de salud y adicción a substancias psicoactivas, con la sola excepción de casos de deficiencia mental.

Hace dos años Pro Niños abrió un nuevo programa: la Casa de Transición a la Vida Independiente. En éste, 12 jóvenes, entre los 16 y 21 años de edad, enfrentan el reto de prepararse para asumir su vida de forma autónoma.

Todos los jóvenes que participan en este programa han vivido en la calle, algunos por periodos breves; otros, durante varios años. La mayoría ingresa a la Casa no desde un espacio residencial sino después de pasar unos meses por el Centro de Día, lo que implica una experiencia muy reciente de estancia en calle.

Tomando en cuenta este perfil de ingreso, consideramos, desde el diseño del programa, que sería muy útil manejar la mentalización como herramienta principal en las intervenciones cotidianas con los jóvenes.

¿Qué es?

Nos referimos a la mentalización como la posibilidad de explorar nuestra propia mente y la de los otros; es decir, buscar las explicaciones de la conducta en los pensamientos, sentimientos y creencias que tenemos respecto de nosotros mismos y los demás.

A primera vista parece una actividad fácil y natural: al platicar con un amigo reflejamos su estado emocional, no sólo con nuestra expresión facial, sino con todo nuestro cuerpo. Esto permite un diálogo de ida y vuelta y la necesaria sensación de estar siendo comprendido. De otra manera, la comunicación quedaría interrumpida.

En el trabajo con los niños y jóvenes que viven en la calle, frecuentemente notamos una dificultad en la interpretación de los estados emocionales propios y de los demás. Un niño puede pasar de un estado de tranquilidad a una manifestación súbita de violencia porque interpreta una postura, un comentario o una expresión facial como signos de desaprobación o burla. No se detiene a considerar distintas explicaciones, a explorar lo que él siente o lo que otros piensan o sienten; se limita a reaccionar ante su explicación de la realidad como si fuera la única posible. Creemos, como Fonagy, que “la afectividad mentalizada es crucial para regular las emociones y que sin ella está definitivamente impedida la capacidad de identificar, modular y expresar los propios afectos”, así como entender a los demás.

¿Cómo lo hacemos?

En sus intervenciones cotidianas, los educadores utilizan esta herramienta básicamente a través de preguntas sencillas que motivan al joven a considerar varias alternativas. En una plática, cuando expresa, por ejemplo, que los educadores “la traen contra él”, se le puede preguntar:

¿Por qué dices eso?,

¿Ya le preguntaste al educador a qué se refería cuando hizo ese comentario?,

¿Cómo sabes que eso es lo que él siente?, etc.

Para facilitar la práctica de la mentalización, hemos colocado en distintos lugares de la Casa unas “señales” visuales que le recuerdan que ante una situación estresante es necesario:

1. En primer lugar, hacer una pausa (contenerse):

2. En segundo lugar, describir lo que sucede:

3. Ante lo que sucede, preguntarse acerca de lo que siente:

4. Después, encontrar distintas explicaciones:

5. Finalmente, buscar alternativas de acción

 

Para que pueda practicarse la mentalización es indispensable contar con un ambiente de seguridad; es decir, que el joven sepa (tenga la experiencia) que puede expresar lo que piensa y lo que siente; que no será juzgado o castigado por sus pensamientos o sentimientos.

A lo largo de los casi dos años de funcionamiento de nuestra Casa, hemos podido comprobar que la mentalización es una herramienta poderosa que, al explorar los pensamientos y sentimientos y de los otros, favorece la regulación emocional y, por tanto, el establecimiento de relaciones interpersonales más sanas, condición indispensable para enfrentar con éxito la vida independiente.

Para mayor información, contactar a:
María Fernanda Tucker
Directora General
proninos@proninosdelacalle.org.mx

Subir  
 
Todos los derechos reservados, Centro de Apoyo Técnico, Fundación JUCONI, A.C.